jueves, 1 de junio de 2017

JUNIO 2017. INICIO. Úrsula Villalba es una hermosa mujer que lo tiene todo, menos amor, pues siempre ha despreciado a los hombres y se ha casado con viejos millonarios para heredarlos después de que estos mueren extrañamente. A su lado siempre ha permanecido Leocadia, una bruja negra capaz de todo por ella y que la alienta a llevar a cabo sus perversos planes, dándole siempre protección del rey de la oscuridad. Úrsula está casada con Rafael Santana, un viejo enfermo a quien su fiel sirvienta, Soledad, aconseja para que se separe de la mujer pues cree que esta solo espera el momento para heredarlo. El hombre no le cree pero al descubrir que su mujer lo ha estado engañando con Adrián Furtado, su ahijado y protegido, asegura a la sirvienta que le ha reservado una sorpresa a su cónyuge. Esto lo escucha Leocadia, quien de inmediato informa a Úrsula los planes de su marido y esta tiene un enfrentamiento con Soledad, quien convencida de que Leocadia es una bruja, penetra en su habitación y destruye todas sus pócimas, alarmándose cuando encuentra una estatuilla del mismísimo Luzbel. Úrsula interfiere y son sorprendidas por Rafael, quien al percatarse de las creencias de su esposa la toma del cuello para estrangularla, revelando saber que es gracias a la hechicería que ha logrado sus propósitos, matando a sus antiguos maridos. Úrsula lo acepta y revela sentir s olo asco por su marido, el cual le resulta repulsivo y despreciable, todo lo contrario a Adrián, quien es un amante ardiente. Rafael se siente mal y Soledad descubre que es presa de los hechizos de Leocadia, quien lo maneja con un muñeco de cera el cual Úrsula utiliza para provocar que el hombre se prenda fuego a si mismo, perdiendo así la vida ante los ojos del horrorizado Soledad, quien de inmediato decide huir de la mansión, donde Úrsula goza su triunfo y fornica con Adrián, sobre el féretro de su marido.

En Río Escondido, Veracrúz, Carolina Mariño está envuelta un tormentoso romance con Luis Enrique Uscanga, un muchacho posesivo que por sus celos se mete en problemas pues no deja que nadie se le acerque a la chica, la cual le suplica que deje de celarla, amenazando con terminar con él. Por eso éste le jura que si un día ella se atreve a dejarlo él se quitará la vida. Contra esta relación está Elena, madre de Carolina, la cual siempre enfrenta a su hija por su rebeldía y manera liberal de pensar y mostrarse ante todos en el pueblo, provocando estas discusiones que la madre siempre pelee con su esposo, Felipe, el médico y hombre más respetable de Río Escondido, pues este consiente a su hija atormentado porque sabe que él y su mujer no pudieron volver a ser padres por la impotencia derivada de una enfermedad que lentamente lo está consumiendo.

Úrsula se lleva una terrible sorpresa cuando el testamento de Rafael es leído pues se descubre que este no tenía más que una pequeña finca en Catemaco, Veracrúz. Ella lo maldice y asegura a Leocadia que nada ni nadie la detendrá. Toma la decisión de viajar a ese lugar para tomar posesión del inmueble y venderlo a pesar de que la bruja se niega pues ella es originaria de ese pueblo y cree que el destino no se equivoca y quizás la finca les ha sido otorgada para levantar un templo en el que se adore a su señor.

Carolina forcejea con Luis Enrique, quien intenta forzarla a tener relaciones sexuales. La muchacha de pronto es defendida por un extraño que enfrenta al violento Luis Enrique y lo ahuyenta para entonces presentarse ante la chica como Evandro Santana, dueño de la vieja finca abandonada a las afueras del pueblo, lugar al que ha llegado a vivir. Elena le agradece lo que hizo por ella y al llegar a casa es sorprendida por Luis Enrique, quien piensa terminar lo que no pudo antes e intenta violarla pero son sorprendidos por Elena, quien, perturbada, ataca al muchacho logrando que se marche para entonces abrazar a su hija, la cual le pide perdón por rechazarla y le revela sentir miedo por su novio. Elena le promete que siempre estará con ella y la defenderá.

Mientras que Leocadia viaja en el camión de la mudanza, a cargo de sus pertenencias y las de Úrsula, ésta llega a Veracrúz por vía aerea, donde seduce Armando Morán, un sobrecargo con el que se revuelca en un hotel, haciéndolo arder de pasión. Es él quien la lleva hasta Catemaco, donde al penetrar en la finca tiene un enfrentamiento con Evandro, al que sorprende bañándose en el baño de la recámara principal. Ella le exige que se vaya y al verlo completamente desnudo se erotiza, así como él queda flechado con la belleza de la mujer, la cual se presenta como la dueña del lugar. Armando exige al hombre que se marche y lo saca amenazándolo con arma de fuego para luego revolcarse con su amante, quien luego dice a Leocadia que el sobrecargo es alguien que a la larga se volverá incómodo.

Evandro se encuentra con Carolina, a quien acompaña a hacer un recorrido por el pueblo, donde Luis Enrique les hace una escena de celos, volviéndose a enfrentar los dos hombres, a golpes. Evandro sale vencedor y recomienda a su contrincante que defienda su amor de otra manera pues no es a golpes como se le demuestra a una mujer que se le quiere.

La presencia de Leocadia en Catemaco es sentida por la bruja Amaranta, quien acredita que los tiempos esperados han llegado una prrofecía se cimplirá pues el mal se enfrentará al bien y quizás ninguno salga vencedor. Sale de casa y pide a su hija, Mayanín, que tenga mucho cuidado. Esta, eternamente enamorada de Luis Enrique, lo encuentra golpeado e intenta curarlo peor él solamente la desprecia.

Chimino, un cojo que siempre ha cuidado de la finca, se pone a los pies de Úrsula, a la que asegura que será su más fiel esclavo. Ella le dice que eso se verá cuando tenga que poner a prueba la fidelidad que promete. El hombre intenta advertirle de algo pero la mujer se niega a escucharlo y no arranca de su pensamiento a Evandro, el cua la erotiza.

Felipe habla con su gran amigo Eduardo Meléndez sobre su enfermedad y la situación marital por la que atraviesa y al comer en un restaurant conocen a Úrsula, deslumbrándose por su belleza. Ella se presenta y dice ser la dueña de la finca, impresionándolos pues todos en Catemaco saben que ese lugar estaba abandonado y creían que no tenía dueño. Luego la mujer ve a lo lejos a Evandro y pregunta a los hombres si lo conocen pero nadie lo había visto antes. Por su parte Evandro se comunica por teléfono con álguien a quien le dice que los planes no van a resutar como planeaban y él debe permanecer en Catemaco pues su vida corre peligro. Lugo es seguido por Úrsula, quien descubre que se ha hospedado en una pensión, donde lo busca y le ofrece que trabaje para ella y a cambio le dará comida y techo. El hombre acepta y desde la primera noche ella trata de llevarlo a su cama pero él rechaza la initación. Se da cuenta Leocadia, quien al consultar su oráculo ve en el hombre la perdición de su protegida, por lo que decide que actuará y lo alejará de ella. A esto se suma que Armando se ha apasionado locamente por la mujer, quien cansada de él pide a la bruja que la ayude y durante la cena ponen en su comida un menjurge que en la madrugada lo hace delirar al grado de salir de casa, acorralado por lobos que provocan que se eche al río, mismo que lo arrastra, arrncándole la vida.

Juan Carlos y Alicia, hijos de Eduardo , son dos jovenes rebeldes que a falta de una madre han sabido cómo diminar a su padre, negándose completamente a que este rehaga su vida con otra mujer. Los muchachos conocen a Úrsula y quedan impresionados con ella, principalmente Juan Carlos, el cual desea conquistarla pues nunca antes había conocido a una mujer como ella, enterándola de la fortuna que su padre posee y que él heredará. Por eso la ambiciosa Úrsula toma la decisión de coquistar al doctor, pues quiere arrebatarle lo que tiene.

Adrián enfurece cuando se da cuenta de que Úrsula ha abandonado la ciudad. Sospecha que ha viajado a Catemaco para conocer la finca que heredó y decide ir a buscarla. Al llegar al pueblo se cruza accidentalmente con Elena, quien lama su atención pero lo ignora luego de decirle como llegar a la finca que busca. Allí sorprende a Leocadia, quien le dice que él no puede seguir cerca de Úrsula, quien tiene otros planes. El amante insiste y descubre a su amada en los brazos de Evando, quien la besa apasionadamente. Adrián reclama a la mujer el engañarlo con un criado y mientras estos discuten Evando se marcha para encontrarse con Carolina, la cual ha despreciado a Luis Enrique y ha encontrado refugio en el extraño, el cual la besa con ternura mientras que Luis Enrique los espía a lo lejos para entonces buscar a Mayanín y pedirle que lo ayude con una pócima de las que hace Amaranta, para amarrar a alguien,, pero la muchacha, lo que hace, es poner una pócima en la bebida que ofrece a él, dispuesta a hacerlo suyo.

Alicia ha enlouecido con la belleza de Evandro y se ha propuesto conquistarlo. Confiesa esto a su amiga Carolina, quien calla y no le die que ella y el hombre han comenzado una aventura.

Adrián llora lleno de rabia en la iglesia, donde es sorprendido por Elena, quien habla con él sobre la palabra de Dios y le asegura que sus problemas terminarán. Él comienza a seguirla y ella se da cuenta por lo que le pregunta qué es lo que desea. El hombre simplemente calla y le hace saber que se ha cegado por su belleza. Ella sonríe y él le pide que sean amigos por lo que se toman un café y desahogan sus penas.

Amaranta y Mayanín tienen problemas con los terratenientes dueños del terreno donde ellas viven por lo que se les amenaza con echarlas. Amaranta, quien por años fue amiga de Chimino y ahora solo siente el rechazo de este, consulta a los dioses y sabe que con fe y perseverancia estos las ayudarán, mientras que Mayanín pide a Felipe que le de trabajo en la clínica, comenzando a trabajar como secretaria. Se burla de ella Luis Enrique, quien la considera solo la hija de una curandera, pero es defendida por Juan Carlos, quien le ofrece su amistad pues uanque se conocen desde niños jamás han cruzado palabra.

Úrsula padece el rechazo de Evandro y Luis Enrique le hace saber que ese hombre es el nuevo amor de Carolina Mariño. Furiosa, Úrsula hace una rabieta y desprecia las caricias de su amante, al que manda a buscar a Luis Enrique, al que ofrece el corazón y amor eterno de Carolina a cambio de que se la lleve lejos a la menor oportunidad. Luis Enrique acepta y entonces Leocadia prepara un amarre que la muchacha deberá tomar. Luis Enrique lo agradece y visita a Carolina para pedirle que hablen sin pelear. La invita a una cafetería y pone la pócima en su bebida y cando ella está por tomarla un accidente provoca que todo el líquido se derrame. Sin embargo esa misma noche los efectos del menjurge de Mayanín empiezan a funcionar en Luis Enrique, el cual no deja de pensar en ella. Esto lo descubre Amaranta, quien reprende a su hija por haber desobedecido y haber encaprichado al hombre, el cual ahora comienza a rondarla, pidiéndole que sea su novia. A la muchacha poco importan las consecuencias y acepta, entregándose a él desde el primer momento.

Úrsula exige a Carolina que se aleje de Evandro y se impresiona al ver la fuerza que la muchacha tiene para enfrentarla. Por eso decide hacerla sufrir y acude a seducir a Felipe para robarle un objeto personal con el que le hace un hechizo, provocando que este, al manejar, se estampe contra un arbol y quede terriblemente malherido. Muere en el hospital y Adrián da el pésame a Elena, a quien Leocadia ve y sabe que en esta hay interés hacia el hombre. 
Se lo hace saber a Úrsula, quien ordena a su amante que enamore a la mujer y cuando la tenga en sus manos la haga sufrir mucho, para que Carolina pague el precio de su altanería, mientras que ella confiesa confiesa sus sentimientos a Evando, quien le hace saber que ellos no pueden estar unidos pues él debe cumplir una misión de la que no la quiere hacer parte. La mujer habla con Leocadia, quien le dice que el hombre se ha encaprichado con Carolina y no descansará hasta hacerla suya, así como que tiene una poderosa energía incapaz de corromper. Entonces Úrsula, a quien no le importa nada más que su propia satisfacción, le pide a su nana que haga el mayor hechizo que pueda pues tendrá que hacer a ese hombre suyo aunque sea por la fuerza. Luego acude a buscar a Eduardo y se topa con Juan Carlos, el cual intenta seducirla pero la mujer solo se ríe de él. Este se desahoca con Mayanín, con quien ha hecho una amistad que Alicia desaprueba por la diferencia social. Ambas tienen una discusión pues la secretaria ahora es novia de Luis Enrique y la otra cree que juega con este y su hermano. Mayanín le dice a Alicia que el hombre que le interesa, Evandro, es el nuevo novio de su mejor amiga, Carolina, a la que la muchacha reclama la traición. Carolina suplica a su amiga que la perdone y le revela estar perdidamente enamorada del fuereño, quien a su vez sigue siendo provocado por Úrsula, a la que causa mal humor con su rechazo, sin que los poderes de Leocadia puedan alcanzarlo. La mujer se desahoga con Eduardo , quien se ha convertido en su amante, así como gran amiga de Alicia, a la que envenena contra Carolina.

Elena se encuentra con Adrián y le hace saber lo culpable que se siente pues al final no estaba en buenos términos con Felipe. Adrián le ofrece su amistad y fuerza siempre que lo necesite. La intimida haciéndola sentir amada y al confundirla la hace suya al grado que casi son descubiertos por Carolina, a quien, caminando en la calle, un perro negro y feroz la ataca por lo que corre a prisa hasta toparse con Evando, quien la protege y busca a la bestia pero no la encuentra.

Mayanín aconseja a Alicia que tenga cuidado con Úrsula pues no es buena y mucho menos la bruja que siempre la acompaña. Alicia sin embargo confía ciegamente en su nueva amiga, con quien pasa tiempo sin sospechar que esta se acuesta con su padre, al que ha embrujado para recibir costosos regalos a cambio de su compañía, comenzando a discutir con Evando, quien la descubre y le reprocha el ofrecérsele y acostarse con otros hombres. Úrsula se aferra a él y le suplica que la haga suya pero Evando la rechaza y se va de la finca. Entonces Leocadia consulta el oráculo y en él ve las cosas de las que huye el hombre. Se lo hace saber a Úrsula, quien ríe, perversa, y asegura que a ella nadie la rechaza.

Amaranta hace tomar a Carolina una bebida que le produce alucinaciones y en ellas esta ve a Úrsula haciéndole daño y fornicando con Evando. Luego ve en la mujer el rostro del perro que la atacó y grita llena de terror. Asustada, acude a Juan Carlos y le pide que la ayude a investigar quién es en realidad esa mujer, por lo que comienzan a vigilar su finca, a la que él penetra sin que nadie se de cuenta, descubriendo que la mujer y su padre son amantes. Luego el enfrenta a Eduardo en casa y lo insulta, revelando a Alicia lo que vio. Los dos enfurecen pues no desean una madrastra y la muchach acude a Úrsula para abofetearla y acusarla de ser una cualquiera. Esta, cínica, advierte a Alicia que tenga mucho cuidado pues le quitará a s padre asi como el amor y la protección de este.

Adrián descubre que Leocadia tiene pacto con el diablo y se aterra por lo que cree que debe poner sobre aviso a Úrsula pero un accidente que Carolina sufre y la necesidad de Elena de contar con alguien, lo evitan pues el hombre pasa tiempo con ellas. 
No se separan y Eduardo hace saber a la mujer que Adrián fue amante de Úrsula y que, además, podría ser su hermano menor. La mujer llora ya segura que por primera vez en muchos años se siente amada.

Chimino hace saber a Leocadia que Adrián estuvo husmeando en la finca y salió de inmediato luego de haber encontrado algo. La bruja hace saber a Úrsula que su ex amante las ha traicionado y ya no pueden contar con él por lo que la ardiente mujer lo busca para enfrentarlo y amenazarlo. Adrián no le teme y le recuerda que ella tiene mucho que perder por lo que le aconseja que se vaya de Catemaco, pues ni siquiera la finca le pertenece y pronto descubrirá porqué.

Amaranta enfrenta a Leocadia pues sabe quién es en realidad y lo que Úrsula representa. Ambas se enfrentan con sus poderes y Leocadia vence a la bruja blanca para luego advertir a Úrsula que pueden ser descubiertas. La malvada Úrsula se las ingenia para que Amaranta y Mayanín sean echadas del terreno que han habitado siempre por lo que la muchacha busca a Juan Carlos y Eduardo, a quien suplica que las ayude a ella y su madre, pues lo han perdido todo. El doctor las hospeda en su casa y emplea a Amaranta como cocinera, mientras que Mayanín, en un momento de debilidad, se entrega a Luis Enrique, quien mientras le hace el amor ve en ella el rostro de Carolina, quien a su vez descubre que entre su madre y Adrián hay un romance y los enfrenta, insultando a Elena por no guardar luto por Felipe. Se marcha de casa para encontrar refugio en Evandro quien le hace ver que su madre no era feliz al lado de Felipe y aunque sea cruel, la muerte de él la ha liberado para vivir su vida.

Luis Enrique comienza a rechazar a Mayanín, quien sufre por él y encuentra refugio en Juan Carlos, el cual la aconseja para que se olvide del muchacho. Amaranta también hace ver a su hija que el hechizo solo duró un tiempo y ahora pagará las consecuencias de su estupidez.

Alicia pide a su padre que se aleje de Úrsula Mastieri pues la mujer es malvada y puede hacerles daño tal y como se lo hizo a Felipe. Eduardo explota contra su hija y le prohíbe que vuelva a expresarse así de la mujer con la que él se casará. Pero pronto las caricias de Eduardo resultan cursis para Úrsula, quien solo se burla de él por lo que el hombre la ofende y ella lo abofetea, terminando su relación tras revelar que solo se ha querido divertir con un ridículo como él. Esta desilusión causa gran pena al hombre, el cual se desahoga con Elena, la cual le asegura que la dueña de la finca es perversa.

Evandro es encontrado por Fayo, el hombre que lo ha buscado por mucho tiempo para saldar una deuda de juego. Está a punto de matarlo y Evandro le revela que tiene algo con qué pagarle. Penetra en la finca y habla con Leocadia, quien le asegura saber quién es él y lo que planea y estar dispuesta a yudarlo. Le da una bebida caliente consiguiendo con esto que el hombre caiga en una trampa de la que Úrsula sale beneficiada pues ha conseguido que por fin él le corresponda pues toma la forma de Carolina y con ello lo engaña para que él la haga su mujer. El hombre se horroriza al ver que a quien ha fornicado es a Úrsula, a la que le exige que le diga cómo hizo para parecerse tanto a su amada. Úrsula lo besa, lo lame, y le asegura que por él será capa de todo, pues lo ha elegido como su hombre, aunque no tenga nada. El asegura tener algo: La finca que su padre le heredó, pues él es hijo de Rafael Leme. La mujer se niega a ceptarlo y hace un escándalo al saber que su difunto marido nunca estuvo arruinado, sino que todo fue un montaje suyo, que la engañó para atarla a él.
Lo maldice y tras ello pide a Evandro que se case con ella, que sea suyo por siempre, pero él la rechaza y la acusa de ser una bruja. No sospechan que Alicia se encuentra cerca y los ha escuchado por lo que de inmediato busca a Juan Carlos y Carolina para contarles. Esta a su vez le cuenta todo a Elena, quien pide a Adrián que le diga qué es lo que sabe sobre su ex amante. Él no dice nada y busca a Úrsula para enfrentarla y descubre una habitación en la que se adora a satanás. Es sorprendido por Leocadia, quien con sus poderes lo ataca pero él la golpea para vencerla. Por la espalda es sorprendido con un puñal que Úrsula le clava, asesinándolo, para luego ordenar a Chimino que entierre el cuerpo. Este lo hace y es sorprendido por Amaranta, la cual le aconseja que se aleje de la fica antes de que satanás lo vuelva su eslavo. La mujer se aterra cuando en los ojos del que una vez fuera su amigo se refleja una mirada malvada. 

Luis Enrique busca a Carolina y la viola brutalmente asegurando que ella estará atada a él de por vida. La muchacha siente vergüenza de lo sucedido y por eso rechaza tanto a su madre como a Evandro, pero cuenta todo a Alicia, quien se lo hace saber al enamorado, el cual busca a Luis Enrique para molerlo a golpes. Luis Enrique hiere a Evandro con un puñal, gravemente, y este se desmaya. Es encontrado por Chimino, quien lo lleva a la finca, donde Leocadia lo cura y Úrsula lo vuelve su preso, hiriéndolo de una pierna para inmovilitarlo y evitar que se marche. 

Fayo rechaza toda oferta de Úrsula para dejar de perseguir a Evandro, quien tiene con él una deuda de juego. Por ello lo sorprende solo y exige el pago mas el hombre intenta escapar por lo que Fayo lo persigue con pistola en mano, dispuesto a dispararle. Aparece Úrsula para detenerlo y acecharlo con la minara, haciendo que el hombre camine de espaldas hasta caer al vacío, en un nido de serpientes que lo muerden mientras la mujer ríe, malévola, al mirar cómo muere, lentamente.

Pasan unos días y Carolina, quien no se repone de la violación que sufrió, tiene pesadillas en las que ve a Evandro preso y vigilado por el perro negro que la atacó. Asustada, habla con Mayanín y Amaranta, quienes le aseguran que Úrsula tiene pacto con el demonio y no descansará hasta procrear con el hombre. Carolina acude a buscar a su amado en casa de la mujer pero Chimino y Leocadia le preohíben la entrada por lo que comienza a investigar a Úrsula y para ello habla con Juan Carlos, quien le cuenta que en la finca hay un lugar al que está prohibido el paso y que por las noches ha escuchado como si personas hablaran alli dentro, así como ha visto a un perro rondar el lugar. Carolina pide a su amigo que la ayude a descubrir la verdad. Pues tanto la desaparición de Evandro como la de Luis Enrique son sospechosas. Los jóvenes comienzan a indagar y engañan a Chimino para entrar en la finca, donde descubren a Leocadia haciendo un ritual satánico, suplicando por su hija.

Luis Enrique intenta abusar de Mayanín pero esta es defendida por su madre, por lo que al huir, el muchacho intenta encontrar refugio en la finca. Es en los jardines del lugar que descubre el cuerpo de Adrián y se aterra al darse cuenta de que fue asesinado. Es sorprendido por el perro negro, el cual lo acecha hasta darle una fuerte mordida y atacarlo hasta arrancarle la vida. El cuerpo es levantado por Chimino, quien también lo entierra.

Úrsula busca a Eduardo para decirle que anunciará su próxima boda y desea invitarlo, así como a todo el pueblo pues quiere que sean parte de su felicidad. Nadie sospecha que el fuerte Evandro se encuentra bajo el influjo de un hechizo que guarda en el talismán que ahora cuelga de su cuello, igual al de Úrsula

Úrsula recibe con gran lujo a susinvitados, sucitándose un extrao suceso cuando una voz comienza a acechar a la novia, quien busca por todas partes a quien le está susurrando indirectas, provocando que esta muestre su verdadero rostro al acusar a personas presentes hasta que aparece Carolina para preguntarle si tiene miedo a que se descubra que está protegida por una hechicera que adora al diablo. El lugar se cimbra y los presentes se asustan. Ante tal acusación Úrsula los corre a todos y Eduardo y Elena reprendenn a sus hijos, quienes aseguran que lo que Carolina dijo es cierto pues lo han visto con sus propios ojos. Luego al estar en casa el hombre habla con Amaranta, la cual le dice que es verdad y que incluso el cojo Chimino ha cambiado desde que vive rodeado por las mujeres. Por su parte Carolina está convencida de que Evandro se encuentra bajo el influjo de un hechizo por lo que desea rescatarlo. A ella no solo se ha unido Juan Carlos, sino también Mayanín, quien asegura que la malvada mujer fue responsable de la muerte de Felipe así como de las desapariciones de Luis Enrique y Adrián.

Tiempo después Eduardo pide a Elena que le de una oportunidad y los dos comienzan una relación apoyada por sus hijos. Gracias a esta unión Carolina y Alicia se han unido más y por ello la primera ha acercado a su amiga con Mayanín, a quien Juan Carlos le revela haberse enamorado de ella.

Tras hacerle el amor, Evandro le pide a Úrsula que le diga si es verdad lo que se dice de ella. La mujer sonríe y asegura que cree en las fuerzas obscuras tanto como en las de la luz. Lo toma de los cabelloz yle pide que le haga el amor. Ambos prenden fuego como fieras insaciables mas de pronto cuando Evandro voltea a la pared para ver sus siluetas, fornicando, se aterra al ver la sombra de un espectro y no la de la mujer. La rechaza y ella le suplica que no lo haga pero este insiste por lo que ella toma de un cajón un muñeco de cera y hace por medio de este que el hombre se desmaye. Habla con Leocadia, quien le dice que la pasión que siente por el hombre será su destrucción, por lo que debe dejarlo ir. Pero Úrsula se ha obsesionado y cree que ha cometido demasiados crimenes en mombre de la pasión que siente por lo que llegará hasta el límite por retener al hombre con ella. Por eso cuando Evandro despierta descubre que está en una silla de ruedas, ahora con dos piernas heridas. Es curado y vigilado por Chimino, quien se niega ayudarlo.

Carolina descubre que Chimino también sirve a las fuerzas oscuras y lo culpa de ser cómplice en la muerte de su padre. El cojo intenta matar a la muchacha pero esta es más fuerte y tras golpearlo en la cabeza escapar y busca a Alicia, a quien le muestra algunos objetos que tomó consigo, en la finca. Los presentan ante Amaranta, quien asegura que con ellos logrará eliminar a los enemigos de la luz. En complicidad con los muchachos acude a la finca, a la que ella penetra por la puerta principal para enfrentarse con magia a Leocadia, quien se aterra al descubrir que la bruja blanca tiene más fuerza, mientras que Juan Carlos y Mayanín enfrentan a Chimino para que Carolina pueda liberar a Evandro, quien asegura no poder caminar puesto que us piernas están heridas. Carolina le asegura que eso solo está en su mente pues sus piernas están sanas. Por ello le arranca el talismánque cuelga de su cuello, haciéndolo reaccionar. Úrsula los sorprende intentando escapar, levitando, por lo que los asusta y asegura que el hombre será de ella y de nadie más. Carolina le asegura que el ni su maldito hechicho ni su talismán fueron más grandes que el poder del amor. Úrsula maldice a la muchacha por haber puesto la mirada en el hombre que ama e intenta atacarla con una daga pero Evandro la detiene y la abalanza contra un apared logrando que pierda el conocimiento por lo que escapan, junto con sus amigos y Amaranta, quien ha vencido a Leocadia, a la que Úrsulaabofetea y acusa de ser una estúpida. 
La golpea contra paredes y la arroja de las escaleras por lo que la bruja le revela que es su madre, suplicándole que no le haga más daño pero Úrsula, enloquecida de rabia, la maldice y la aborrece. Le exige que se marche de su casa pero la bruja se niega. Forcejean y Úrsula termina clavándole un puñal, enmudeciendo al ver que mientras la mujer muere se va convirtiendo en un perro negro. Aparece Chimino para decirle la verdad: Es la hija bastarda de un hombre, él, y un nahuál, Leocadia. Úrsula lo desprecia a él también y el hombre comienza a prender fuego en la finca, la cual ha cerrado con candados para asegurarse de que nadie salga. Los tres son consumidos por las llamas y hasta el pueblo se escuchan los desgarradores alaridos de Úrsula, mientras los perros cercanos aullan a la par. A lo lejos Evandro y Carolina se besan, así como Mayanín y Juan Carlos y la bruja blanca, Amaranta, asegura que toda la maldad se ha ido del pueblo.









FIN





© MACUMBA DR. 2017
Es un obra protegida y los derechos son propiedad de su autor.
Se prohíbe su copia y reproducción parcial y/o total
así como el uso de su contenido con fines de lucro.
(R) 2016 (P) 2017